martes, 19 de febrero de 2008

Carmencita, la eterna quejosa.

Desde hace un tiempo a esta parte Carmencita, pasó de la lástima a la queja y el reclamo.
Ya fueron aquellos tiempos en que Carmen, en cuanta cámara tuviese a su alcance, comience a recitar el rosario de desgracias personales, de pobreza y padecimientos que la vida le tenía preparada para ella. Cuando Tinelli la reinstala en los medios y gracias a eso, es convocada para encabezar una revista, se empezó a olvidar de la latita de atún, de la pobreza y humildad , para dar paso a una guerra de vanidades, en la que exigía a cada minuto tratamiento de diva, más que eso, me atrevería a decir , de realeza, con protocolo y ceremonial incluido para dirigirse a ella. Sonaba por aquél entonces, bastante sobreactuado ese personaje, rozando lo ridículo, para una figura que supuestamente tiene cierta capacidad de razonar. En este derrotero se incluyen las peleas con cuanto personaje tenga adelante y cree que eso la beneficia, cosa que se probó que no era así con su programa de América que en las mejores mediciones alcanzaba los dos puntos y los demás días tenía el mismo rating que los pastores de la trasnoche del canal. Siguiendo el tren de su carrera, que va a la par de los enfrentamientos, este verano ya lo empezó mal, con indirectas a quienes la contrataron, y no sólo eso, sino que hubo palos para Churutti, su mujer, el otro productor asociado A. A, la Rucci ,Reina, en fin, creo ni el boletero del teatro se salvó. Entretanto, chicaneando con Artaza por la futura temporada y su posible contratación.
Moria hace un tiempo adelantó que no la veía bien a Carmen y que en cualquier momento explota.(con declaraciones, claro). Y a rigor de verdad no se la ve bien, no se si es porque está tomando de su propio veneno, se están cansando ya de ella, porque la revista anda muy bien pero no es primera, ni está en condiciones de pelear ese puesto. Se estará dando cuenta que está rodeada de una manga de haraganes, fracasados y vividores que se dan gustos de ricos con el trabajo de Carmen. Quizás se esté dando cuenta que tirar bombas a diario no le asegura un contrato igual o mejor para la próxima temporada y las propuestas de los “amigos del alma” no son tales, sino un tiro por elevación a Cherutti .
Ojalá reflexione pronto Carmen porque si no da un golpe de timón, ella y su séquito de vagos van a tener que trabajar. Y para que empezar a hacer cosas nuevas a esa altura de la vida.

3 comentarios:

Mumina dijo...

El marido es el eterno Isidoro Cañones,lástima que su Cachorra se parece a La Eulogia de Inodoro Pereyra.

Anónimo dijo...

Es cierto, es insoportable con sus aires de ESTRELLA superada, atacando a los que le dan trabajo, y "mordiendo la mano que la alimenta". Es una malagradecida.No entiendo como Reina, Cherutti y los otros aguantan tantos ataques y reclamos públicos.

catherine dijo...

DE VERDAD ANTES CARMEN ME CAIA REBIEN AHORA ME SATURO Y CREO QUE A TODOS LE PASO LO MISMO...

Para echar luz a las polémicas del mundo del espectáculo.Bienvenidos.